someterse a quienes nos juzgan

 

Nadie en su sano juicio, solicita amparo a los que le han juzgado (*) i condenado.
Bueno……. solo las abandonadas mujeres que una i otra vez se ven con la necesidad de someterse a sus verdugos, por miedo, temor i terror a sus actos.

Los desprecios, mentiras, injurias, acusaciones que un representante del pueblo libremente elegido, se ha visto sometido por las tropelías del sistema, es un claro ejemplo de como está de enfermo el Reino de España.

 

En el entramado de la justicia española, no existe un 016 donde encomendarse.
Pero parece que esto será por poco tiempo, les quedan 4 telediarios.
Ruego a los «dioses» cada día, para que la (Directiva Whistleblowers) se haga realidad i habite entre nosotros.

 

Como en las mejores familias, Alberto debe recurrir i ponerse en manos de la justicia, esta que pagamos entre todos, una justicia que dirime los «asuntos» siempre tarde, siempre i repito siempre, que se basa en principios escritos allá por el siglo XIX, que defiende intereses muy por encima de los súbditos del Reino i que se alimenta de familias i linajes muchos de ellos adquiridos someramente, bajo la tutela de una clase de sabedores de la verdad suprema i de como impartirla.

 

¿Quién se atreve a desoír al cabeza de familia que marca las pautas i caminos a seguir por todos los miembros de esta?

Como no va a volver la descarriada oveja que ha osado poner en entredicho o alzar la voz en contra del todopoderoso «padre».

Alberto deberá volver al seno familiar, al redil para recuperar su dignidad, con el riesgo de volver a sufrir unas prácticas conocidas, que le llevaron a la situación de juzgado i condenado.

Todo ello sin un 016 donde alguien le escuchen, ni otro camino a seguir, que el marcado por los reglamentos existentes.

Solo después de la humillación de volver a someter su causa en las manos de los mismos que ya conocemos como actúan, llegará el exilio.
Será un exilio sobre el papel, i necesariamente más allá de las fronteras del Reino.

Alberto deberá esperar otro largo tiempo con la desazón de saber si por fin tiene razón i la injusticia ha sido justamente juzgada.

 

Entretanto, en este camino todos habremos amasado un buen fajo de papeles, que serán a costa de la verdad tanto tiempo condenada i reprimida, con  una voz electa, silenciada.

 

¿Qué hace un chico como tú, en un sitio como este?, me pregunté cuando la TV nos regaló su entrada en las Cortes y los mendigos del sillón, yacían boquiabiertos en su escaño.
Todos hemos comprobado que en su momento debíamos haber aportado más «Rastas» al sistema, muchas más

.

Desde hace pocos días i a falta del 016 aparece por fin, la (Directiva Whistleblowers).

DIRECTIVA (UE) 2019/1937 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 23 de octubre de 2019 relativa a la protección de las personas que informen sobre infracciones del Derecho de la Unión, i que ha entrado en vigor el pasado 17 de Diciembre de 2021.

¿ Se atreverán algunos a interpretar lo legislado de forma retorcida para prácticamente «reegislar» cuando son estrictamente jueces, sin voto popular alguno detrás de su sillón ?.

¿ Se atreverán a reinterpretar sus propias sentencias a conveniencia del momento ?

¿ Se atreverán a poder ser juzgados más allá de las fronteras del Reino ?

Parece que ahora, sí podremos llevar a los que imparten justicia, fuera de su espacio de confort.

Desde ahora vamos a disponer de otros caminos, más transparentes, más rápidos y con formas menos endogámicas, porque ya desde el pasado 17 de diciembre si se puede.

La Directiva (UE) 2019/1937  está vigente.

 

(*) Sustituyo la i latina frente a la y Griega, para recordar que todas las culturas i todos los idiomas son un tesoro,  para manifestar mi rechazo a los intolerantes e ignorantes, que no  respentan ni protegen las lenguas distintas a la suya.

SINTONIZA EUROPA

Nace del saber que somos ciudadanos europeos y que gracias a ello disfrutamos de unos derechos fundamentales que deben ser conocidos y respetados.