de Estado Franquista a Estado Franquicia

El golpista i dictador Francisco Franco desde el año 36, Gobernó de forma déspota, tirana i fascista, durante 40 años i se convirtió en verdugo de cientos de miles de ciudadanos, consiguió no fuere juzgado por sus crímenes i tras su muerte, facilitó otra restauración de la Monarquía que ahora conocemos.

Fue un transmisión de poder a pocas horas de su muerte, como si de una dinastía Monárquica se tratara. De «rey a Rey·

A Franco, lo sufrimos directamente hasta el 78, i debería de haber servido para percibir donde está el mal y lo que no se debe volver a permitir.

Pero no ha sido así, se pasó de un Estado Franquista al estado tutelado, primero por los Ejércitos i después por la Constitución del 78, mediante la formula del Estado de las Autonomías, i en forma de una Monarquía Parlamentaria.

Ahí, la España franquista se convirtió en Franquicia. (un invento del «atado i bien atado»)

Los ciudadanos pudieron ver encenderse una luz al final del Túnel, era una salida tubular que con el tiempo se ha comprobado que nos mantendría nuevamente 40 años, dentro de los cauces de esta «moto» autonómica, i con el Parlamento de «foto».
Se decía: por fin en España se puede hacer política.
Por un lado se restauró una Monarquía que no se votó, que se autodenominó Parlamentaria, i por otro lado se votó la Constitución del 78, que lleva incrustada la «moto» de las Autonomías.

Todos nos apuntamos al carro, era la salida natural al «mar» para la política, perseguida 4 décadas.

Han pasado otros 40 años i hemos desacubierto que las autonomías han sido  las franquicias del Estado.

Se han trasferido los servicios básicos, pero a su vez estos servicios, no han sido dotados económicamente, a excepción de País Vasco i Navarra.

Dicho en buenas palabras, las Autonomías franquiciadas «curran» mientras el Estado recauda beneficios i reparte las migajas.

Se está comprobando ahora que como en los mejores manejos franquiciados, tu debes pintar i rotular con los colores que te exige la «casa Madre», debes cumplir con los horarios, los sistemas, las costumbres e incluso vestir con la «cofia» de turno.

Si sirves comida, será con los mismos envoltorios, mismos precios, mismas sonrisas.
Si vendes ropa, deberás ofrecer aquello que está dentro del mostruario de la temporada, nada te puedes inventar, nada puede ser distinto ni que diferencia un franquiciado de otro.

En todas las franquicias hay que cumplir con unos preceptos escritos, un manual de buenas prácticas.

No se te ocurra incumplir alguno de los preceptos, porqué te sancionan, aperciben i amenazan en que no podrás seguir beneficiándote de la imagen de empresa que divulgan.

Los franquiciados, además, se ven sujetos a que se les cobren parte de las campañas de marketing, (Marca España, Asuntos Exteriores, Embajadas i otros hierbajos) la parte de gestión correspondiente a la organización, (aquello de sustentar el estado i sus «patas») Véase Jueces, tribunales, Fiscales, Secretarios, Policías,  Inteligüencia Ejercito i todo a expensas de cambiar de consejo de administración, directores de áreas u otras «especies» en cualquier momento, (véase pata legislativa).

Todo ello se efectúa mediante reuniones de trabajo muy necesarias para mantener la «feedback«, en cristiano la retroalimentación, de los manejan las franquicias, llamado «gestores».

Estos son otro espécimen, son unos pocos que proponen objetivos, se premian entre ellos, se nombran lideres de tal o cual nuevo proyecto, i así hasta el infinito.

Estos son los privilegiados, los que sustentan alguna idea de como perpetuar la franquicia.
Después de tanto esmero i dedicación, se relajan en grandes hoteles, con grandes «servicios».
Esto sustenta el ego de los elegidos i fomenta la envidia de los meritorios, que anhelan la escalada de puestos.

Mientras los «currantes» o franquiciados trabajan con el fin de conseguir cumplir con las expectativas que les permitan, por una parte seguir en el negocio y por otra pagar los royalties a los que están comprometidos, la casa madre se frota las manos con lo que recauda, i con la cantidad de piruetas que deben hacer a diario, para cumplir con lo establecido.

Por ultimo existen aquellos que llevamos cofia, que trabajamos el horario establecido i que ponemos las sonrisas. Los ciudadanos, que además de trabajar en la franquicia, debemos estar agradecidos por la «paga a fin de mes» o la pension ingresada, olos servicios básicos privatizados.
Tanto da con el color de la franquicia en la que cada dia te veas inmerso, tu a tu colmena i calla.

La gran diferencia entre España i las franquicias, es que de estas, en cualquier momento te pueden expulsar o apartar, por incumplir tales obligaciones.

No pagas, no cumples, te pintas de otro color, no sigues los protocolos establecidos, te largan, fuera.

Si este estado fuere una franquicia. estaría casi todo solucionado.
Te dejan aparte i ya está.
Todos contentos, cada uno en su casa, pero visto lo que hay, ahora ya dudo de lo que realmente es, …………i si no es una franquicia, que será?

 

  •   La i no es un error tipogáfico, es la voluntad de protestar i recordar que mas allá de lo ortográfico hay sugerencias como……..ideas, ilusion, ilegal, indómito, ignomínia, igualdad, ilicito, ilógico, imagina, ideales, ikurriña, ikastola, imbatido, ilimitado, independencia, ilegitimo, identidad, ignomioso, incoaciones, incapaces, incansables, inciviles, inclusivos, inamisible, inapelable, inapropiado, incoherente, inaceptable, inconfesable, incongruente, incontrolado, incertidumbre,  i así hasta 22.000 palabros.

 

 

 

Author: f8e8a25ace

Share This Post On